ALGUNOS USOS ACTUALES DE LA PALABRA “INTELIGENTE”


Si bien Ericsson fue la primera compañía en añadir la palabra “inteligente” para definir al teléfono GS88 en 1997, este término ya se utilizaba para ascensores y otro tipo de dispositivos con el objetivo de destacar ciertas propiedades innovadoras. Sin embargo, su uso es cada vez más frecuente con sustantivos abstractos. Veamos algunos ejemplos de ello.

CIUDADES INTELIGENTES
Se trata de ciudades donde la tecnología, la comodidad y el buen funcionamiento urbano son moneda común. Estas ciudades cuentan con proyectos que benefician a sus ciudadanos y el entorno en cuanto a innovación, educación, infraestructura, servicios de transporte y movilidad, eliminación de desechos, eficiencia y formas de colaborar con el medio ambiente.
Por ejemplo, algunas traducciones en Montevideo (Uruguay) podrían decir: En el marco de la presentación de proyectos de ciudades inteligentes, se ha considerado un sistema para alertar a los ciudadanos sobre un ciclón inminente a través de la prolongación del encendido de la luz amarilla de los semáforos.

DESTINOS INTELIGENTES
El turismo es una gran fuerza económica en continuo auge y los destinos inteligentes son lugares turísticos innovadores, consolidados sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementa la calidad de su experiencia en el destino, a la vez que mejora la calidad de vida del residente.
Por ejemplo, algunas traducciones en México podrían decir: Recientemente, Tequila fue galardonado con el seudónimo de destino inteligente por su trabajo en vistas a proveer acceso a internet en distintas zonas, así como una aplicación móvil en donde se podrán encontrar puntos de interés para el turista inteligente.


Comments are closed.